Entrantes calientes que despiertan el paladar

En esta ocasión, nos adentramos en la deliciosa travesía de entrantes calientes que elevan el arte de la cocina a nuevas alturas. Si estás buscando dónde comer en El Pardo, estas creaciones culinarias prometen deleitar los sentidos y dejar una impresión duradera en el paladar.

La magia en cada bocado


Estos entrantes calientes ofrecen una sinfonía de sabores, texturas y aromas que dan vida a la tradición gastronómica española:

  • Croquetas de jamón ibérico. Su exterior dorado y crujiente se revela al primer bocado, revelando un relleno suave y cremoso impregnado con la intensidad del jamón ibérico. La combinación de texturas y sabores hace de este plato una opción ineludible.
  • Morcilla de Burgos Sotopalacios. Este entrante caliente, elaborada con cerdo, arroz y otros ingredientes secretos, revela una combinación única de texturas y aromas que se acompaña de un toque de salsa o puré.
  • Rabas de calamar. Estos anillos de calamar, delicadamente enharinados y fritos hasta la perfección, ofrecen una experiencia crujiente y sabrosa. Acompañadas de salsas ligeras, como alioli o una suave mayonesa de limón, las rabas de calamar despiertan los sentidos y añaden una dimensión fresca y salina a la experiencia gastronómica.
  • Pulpo a la brasa. El pulpo se cocina a las brasas hasta lograr una combinación perfecta de suavidad y ahumado. Servido con un toque de aceite de oliva, pimentón y sal marina, el pulpo a la brasa es una oda a la simplicidad y a la calidad de los ingredientes.